¡Buenas! Mi nombre es Juan Antonio y me considero un gran apasionado de los viajes, así como aventurero y explorador. Aunque soy sanitario mi verdadera vocación es conocer el mundo, las diferentes culturas que habitaron y habitan, sus lugares más remotos e inhóspitos, vivir experiencias y sentirme vivo recorriendo el globo. Por eso, debido a las restricciones por la pandemia COVID-19 y al impedimento que esto supuso a la hora de viajar, me metí en este embolado, con el fin de poder viajar desde el sofá y de recordar así mis viajes, y ya de paso, contar al mundo mis experiencias a través de un blog para ayudar a la comunidad viajera y ofrecer nuevas guías e ideas, puesto que como dicen; un viaje se vive tres veces, al planificarlo, al vivirlo y al recordarlo.

Considero este maravilloso hobby como un aprendizaje continuo, en el que en todos los destinos suman sean cuales sean, independiente de las buenas o malas experiencias, que las hay y las habrá, pero siempre constructivas. Por muy insignificante que sea, en cada viaje siempre se aprende y se descubre algo nuevo, se viven nuevas experiencias, historias, momentos y sensaciones de las que muchas perduran para siempre. Por estas razones, cada vez que me dicen: “pues si que viajas tú”, yo siempre les contesto: “más tarde o más temprano el dinero se recupera, pero el tiempo no. Prefiero invertir en experiencias y aventuras que siempre pueda recordar y llevar conmigo a todos lados”.

Y ahora, 10 datos sobre mí:

Espero serviros de ayuda y que disfrutéis, nos vemos por el mundo.

Ahora es el turno para Iris, mi austriaca preferida, economista y mi compañera tanto de viajes como de vida, juntos hemos compartido miles de aventuras y recuerdos maravillosos. Ella es quien nos saca de los apuros idiomáticos y quien se encarga de llevar el tema de los papeleos, una tarea muy pesada y laboriosa que pocas veces es mencionada o tenida en cuenta, pero que es muy importante a la hora de organizar los viajes.

Ambos compartimos las mismas aficiones aparte de viajar, como el senderismo y las barbacoas, pero en este último yo disfruto más cocinando y ella degustando. Iris siempre ve las cosas más detenidamente y con más calma, yo siempre estoy con la cámara en la mano haciéndole fotos a todo, aunque si hay alguna foto torcida, ese no he sido yo…