Una cámara de fotos o de vídeo, la maleta o un cargador portátil entre otras muchas cosas son igual de importantes que un vuelo o un hotel, ya que nos facilitan mucho nuestro viaje. Por este motivo, a continuación os presento el equipo que utilizo.

Si os hacéis con los artículos que os muestro a continuación a través de los links me estaréis ayudando a seguir con este tedioso pero agradable hobby. A vosotros no os supondrá ningún coste adicional y a cambio yo recibiré una pequeñita aportación para seguir brindandoos más consejos y más guías y así poder mantener de forma gratuita este pequeño rinconcito de lugares del mundo. ¡Muchísimas gracias por vuestro apoyo!.

“Maleta de mano o maleta grande, esto pesa más de 20 kilos, ni de broma me cabe toda la ropa, me van a romper mi maleta…”, y así, como ya sabéis, un sin fin de cosas más, pero todo esto tiene solución:

Esta es una de las partes más interesantes de este apartado, ya que a todos nos encanta guardar los momentos vividos para la posteridad. 

Por este motivo os muestro todo mi equipo para esas situaciones, tanto para conocer una ciudad como el mundo marino, entre las que se incluyen mi actual móvil y cámara fotos, la conocida Gopro con sus respectivos utensilios, baterías para no dejar de captar ni un instante y un cargador inverter para los road trips, ¡más vale prevenir que curar!

Totalmente imprescindible para poder cargar todos los dispositivos electrónicos en destino es un adaptador. Por lo tanto, aquí os presento uno muy sencillito y completo que os será de gran utilidad.

¿A quién no le gusta llegar a su casa después de un viaje e ir a rascar el país que acaba de visitar? Yo creo que a nadie, y más aún con la incertidumbre que genera (por lo menos a mí) saber qué color habrá trás el rascado. Además, este es un regalo perfecto para todo viajero.

Continúo con un pequeño popurrí con varios productos muy interesantes que hacen más fácil el viaje en diversos aspectos, como por ejemplo, llevar todos los documentos bien organizados y a mano, un cojín y un antifaz para descansar en esos vuelos eternos, una bolsa estanca para actividades acuáticas, un botiquín para llevar todo bien organizado en caso de emergencia y unos candados por si acaso.

Para terminar, los atuendos básicos más importantes que siempre nos acompañan en nuestras aventuras. Bueno, dependiendo de la época, porque lo de llevar un chaquetón en verano… como que no.