Hawái

Hawái es un archipiélago de origen volcánico ubicado en el Océano Pacifico central formado por 8 islas llamadas; Maui, Isla de Hawái, Kaua’i, Moloka’i, Lana’i, Ni’iahu, Kaho’olawe y O’ahu.

Hawái tiene mucha influencia americana y asiática, pero sobre todo polinesia, ya que los primeros asentamientos fueron procedentes de antiguos pueblos polinesios y son ellos los que conocemos hoy en día como nativos hawaianos. Se estima que hay más de 250.000 en Hawái.

Los nativos son populares por su famosa danza llamada “Hula” y por vestir con un collar de flores alrededor del cuello llamado “Lei”, el cual se entrega como señal de afecto, amistad, amor, bienvenida, despedida, aprecio o reconocimiento.

Por otro lado, el primer contacto europeo con las islas hawaianas (Kaua’i) fue llevado a cabo por parte del popular navegante británico James Cook en el año 1778, quien curiosamente murió al año siguiente en una playa del archipiélago llamada Kealakekua Bay.

O’ahu es la tercera isla más grande del estado hawaiano y en ella se encuentra Honolulu, la capital y ciudad más poblada del estado de Hawái con casi 1 millón de habitantes entre los que nació Barack Obama, el 44ª presidente de Estados Unidos y primer afroamericano en ser presidente.

Honolulu tiene un clima tropical, lo que hace que los honoluluenses gocen de una temperatura media anual de 25ºC, convirtiendo a sus ciudadanos en unos auténticos privilegiados y amantes de los deportes al aire libre como el surf.

El barrio más popular de la capital se llama Waikiki (ubicado cerca del cráter volcánico Diamond Head) y es donde se concentran casi todos los hoteles de la ciudad por sus playas de agua cristalina y arena blanca.

En Honolulu se encuentra el célebre puerto natural de Pearl Harbor, conocido por ser atacado sorprendentemente la mañana del 7 de diciembre de 1941 durante la 2ª Guerra Mundial por los japoneses, quienes bombardearon entre otras la base naval estadounidense. Este lugar ha sido protagonista de una aclamada película estadounidense llamada “Pearl Harbour” interpretada por los actores de renombre Ben Affleck, Cuba Gooding Jr. y Alec Baldwin.

¿Qué ver en O'ahu/Honolulu?

¿Qué ver en O'ahu/Honolulu?

¿Dónde dormir en Honolulu?

Por norma general, los hoteles en Waikiki Beach suelen ser bastante caros y como no teníamos intención de pasar mucho tiempo descansando ni tirados en la arena (sino recorriendo los rincones hawaianos) nos decantamos por un apartamento compartido cercano a Waikiki Beach más económico. En cambio, si vuestra intención es pasar tiempo de relax en la playa o en la piscina del hotel disfrutando de los Tiki Bar, entonces sí que sería buena opción alojarse en la costa de Waikiki. 

En nuestro caso reservamos un apartamento bastante acogedor con Airbnb llamado: 21C | Gecko Themed for 1 – 2 | Shared Apartment en el que nos trataron francamente bien y su amabilidad era su mayor baza. 

Llegamos mucho antes de tiempo para hacer el Check in y nos guardaron y subieron las maletas a la habitación cuando estimaron oportuno para que nos fuéramos a explorar la isla y no tuviéramos que esperar. Además, movieron sus propios coches de las plazas de aparcamiento para buscarnos un sitio mejor. 

En referencia al apartamento, he de decir que también me gustó, el baño y la cocina eran un poco viejos, pero su dormitorio era muy confortable. 

Por la noche cuando íbamos a cenar a Kalakaua Avenue, íbamos y volvíamos en Uber por unos 5-8$/trayecto, ya que era más económico que aparcar en el centro comercial de Waikiki o estar callejeando. 

¿Cómo llegar a Honolulu desde el aeropuerto?

Si no os habéis decidido por alquilar un coche, que para mi es obligatorio en Hawái, entonces debéis coger la ruta 20 del autobús llamado creativamente “TheBus” para  llegar a Honolulu Downtown en 38 minutos o a Waikiki en 1 hora por tan solo 2,75$. Pero si os convence más la rapidez a cambio de unos cuantos dólares más, entonces debéis contratar un Uber y en tan sólo 10 minutos estaréis en Downtown por unos 20$ o en Waikiki por unos 30$ en 17 minutos. 

Por otro lado, si os habéis decidido hospedar en el apartamento de Richard (así es como se llamaba el gerente de los apartamentos) os aconsejo contratar un Uber porque es mucho más rápido que el transporte público. Con el taxi llegaréis al apartamento en 15 minutos por unos 20$ y con el autobús 45 minutos teniendo que hacer transbordos, eso sí, tiene su lado positivo, su precio es más asequible (5,50$).

Los precios de Uber son siempre orientativos, están basados en el año 2022 y su precio siempre varía dependiendo de los coches cercanos disponibles de la empresa y la hora a que sea. También existe la posibilidad de pedir un Uber compartido y que salga más económico.

Mi cuaderno viajero

Ya que teníamos que hacer una escala para llegar a Auckland desde Los Ángeles, pensamos, ¿y por qué no hacerla en Honolulu y vivir la experiencia hawaiana? Pues no hubo más que hablar, eso hicimos, aterrizamos en la idílica isla de O’ahu para perdernos 2 días por Hawái. 

A pesar de que puedan parecer muy pocos días fueron más que suficientes para enamorarnos de sus volcanes, montañas y cultura, pero sobre todo, de su cautivador atardecer y sus rutas de senderismo en plena naturaleza tropical donde el verde intenso de su vegetación nos llamó muchísimo la atención. Además, los habitantes de Honolulu fueron muy hospitalarios, atentos, amables y rebosaban felicidad constantemente creando un ambiente inigualable. 

Para recorrer la isla alquilamos un Mustang descapotable. Fue una grata experiencia conducir por Honolulu teniendo el cielo como techo al más puro estilo isleño entre rascacielos y cocoteros, pero sobre todo, por sus carreteras escénicas a la falda de las montañas bordeando playas y acantilados en medio de la naturaleza, entre los que destaco los siguientes puntos:

El primero de ellos, y uno de los mejores, es la playa de Sans Souci (Kaimana Beach), y no precisamente porque la playa sea una preciosidad, sino por el espectacular anochecer que viví, por algo se dice que en Hawái está uno de los anocheceres más bonitos del mundo. Y así es, lo corroboro. Volvería una y otra vez solo para contemplar de nuevo ese momento mágico en el que el sol fue absorbido por el océano dejando unos rayos de luz anaranjados perfectamente perceptibles en el cielo que teñían el mar, dejando una imagen que jamás olvidaré.

El siguiente punto es el Ho’omaluhia Botanical Garden, un lugar simplemente espectacular. Como su propio nombre indica es un recinto botánico a rebosar de árboles y vegetación en el que solo se escuchaba la naturaleza, creando un clima sensacional.

Las montañas adyacentes al Ho’omaluhia Botanical Garden tenían una forma muy peculiar, parecía que las hubieran rasgado los dinosaurios en el rodaje de Jurassic Park dejando un paisaje precioso entre todo el conjunto. De hecho, en este jardín botánico se encuentra el punto más instagrameable de Hawái por la belleza de sus vistas (dejan sin aliento a todo el que pasa por ahí, doy fe de ello).

Este lugar se encuentra a escasos metros de la entrada, pero lamentablemente, hoy en día ya no se puede parar ni aparcar para fotografiarlo, debido a que los guardias de seguridad están al acecho vigilándote para que no se aparque y colapse la carretera. Ni tampoco se puede entrar andando, a mi no me dejaron. Quizás vosotros consigáis esa foto tan deseada.

Por último y no menos importante, un mirador que ofrece unas vistas panorámicas alucinantes llamado Nu’uanu Pali Lookout. Aunque lo más llamativo que nos resultó fue el color verde radiactivo intenso que presentaba la vegetación de su alrededor, aún no he visto en ningún lado del mundo tal color, era precioso.

Como ya sabéis estuvimos hospedados en Waikiki, la zona más turística de Honolulu. Este barrio me encantó por el ambiente surfero que lo domina, y es que su playa está llena de gente practicando este deporte todo el día.

También me gustó su larga avenida llamada Kalakaua Avenue, que es la más famosa de la ciudad, la cual está llena de cocoteros, cadenas hoteleras, tiendas y restaurantes atestados de marisco y refrescantes cócteles hawaianos. Este lugar es perfecto para perderse entre sus callejuelas atestadas de Tiki Bar y mercadillos artesanales. En Waikiki hay absolutamente de todo, incluso hasta un zoológico (Honolulu Zoo).

Waikiki Beach-playas de Hawái

La única pega que le pondría, pero sin gran importancia (ya que todo lo anterior lo compensó) fueron sus playas, y es que es muy difícil entrar en mi lista de playas paraíso formada por Whitehaven Beach (Australia), Anse Source d’Argent (La Digue) y Cathedral Cove (Región de Waikato, Nueva Zelanda).

Sí que es verdad que tampoco nos dió tiempo a visitar muchas playas, pero yo esperaba ver playas parecidas a las de las islas de Maui o Kauai, y quizás por eso me esperaba algo más (a pesar de que visitamos playas preciosas entre roca volcánica con agua cristalina rodeadas de vegetación tropical). 

Pero esto no enturbia para nada mi viaje a Hawái, volvería una y otra vez a visitar todas y cada una de las playas en las que estuvimos y a ver las cientas que nos quedaron por recorrer para así poder cambiar, seguro, de opinión.

Las playas que más me gustaron fueron: Haloma Beach, por las características descritas anteriormente (pero sin vegetación), y Waikiki Beach, por su resplandeciente agua de color azul celeste y sobre todo por sus vistas al Diamond Head, el cual por supuesto ascendimos en una ruta de senderismo que os explico más adelante en Hiking Trails.

En definitiva, el único problema que le veo a Hawái, es que una vez conocido, es imposible dejar de pensar en volver. Me fascinó su maravilloso ambiente hawaiano, su clima, su marisco, sus cócteles, su naturaleza y sus rutas de senderismo entre volcanes, pero sobre todo, el espíritu surfero que se respira en cualquier esquina de Waikiki. Todo esto hace de O’ahu un paraíso en mitad del Pacifico.

“Viaja, el dinero se recupera el tiempo no”.

Anonimo

Guía de O'ahu/Honolulu en 2 días

Con esta guía cortita de O’ahu veréis varios de los puntos más simbólicos de la isla, haréis senderismo, conoceréis un poco de historia en el Pearl Harbor y veréis lugares entrañables.

Para realizar esta guía os sugiero que alquiléis un coche (a ser posible descapotable para maximizar vuestra aventura), porque de lo contrario, creo que no podréis seguir esta guía por Hawái, pero aún así, espero que os valga de orientación. Podéis leer un poco más sobre ello en Alquilar un coche en Honolulu.

Existe una línea urbana de autobuses llamada The Bus (aquí podéis ver las rutas y los horarios) que lleva desde Honolulu o Waikiki a varios puntos de la isla por 5,50$/día, pero pienso que es un poco jaleoso y estaréis muy muy limitados, por lo que creo que no merece la pena.

Os recomiendo que tengáis a mano la app Yelp, una aplicación muy útil donde buscar información sobre todo lo que hay en la ciudad con reseñas y fotos reales de clientes. Yo sacaba de ahí a qué restaurantes ir según las valoraciones y fotos.

Y después de esto solo tendréis que preocuparos de tomar el sol, beber cócteles, que la brisa os acaricie la cara y no quemaros, por lo que ¡vamos a ello! y empecemos con esta breve, pero intensa visita a la isla:

Día 1

En este primer día visitaréis brevemente el corazón de Honolulu, haréis un poco de deporte para subir a un volcán, os bañaréis en aguas cristalinas y veréis un espectacular anochecer, siempre y cuando las condiciones climáticas lo permitan.

Puntos de interés a visitar:

Empezaréis el día visitando el corazón de la “Bahía resguardada” (Honolulu en hawaiano) viendo el Honolulu City Hall y el Ali’iōlani Hale (A), lugar donde actualmente se ubica la sede del Tribunal Supremo Estatal de Hawái y donde podréis ver la Estatua del Rey Kamehameha I (King Kamehameha I Statue), quien fuera el fundador del Reino de Hawái. Estos tres puntos están prácticamente al lado y andando se pueden visitar perfectamente en un momento.

Después llegaréis a Waikiki (B), el barrio más popular de Honolulu para daros un buen baño en las aguas cristalinas de Waikiki Beach mientras admiráis el cono montañoso del volcán Diamond Head a lo lejos.

Tras ese merecido baño os recomiendo recorrer la Kalakaua Avenue para ir familiarizándoos con ella y comer en el Tiki´s Grill & Bar, un local ubicado casi al final de esta avenida. Este es el típico Tiki Bar hawaiano donde sirven unos cócteles en jarras muy muy molonas. Aquí podréis degustar la cocina isleña mientras perdéis la vista en el Océano Pacífico sentados en su terraza, no os defraudará.

Os aconsejo aparcar en el centro comercial Waikiki Shopping Plaza y no perder el tiempo buscando un aparcamiento casi imposible, y ya de paso ir de compras si os apetece.

Tras haber comido pondréis rumbo al cráter volcánico Diamond Head (C) para ascender a su cima mediante la ruta Diamond Head Summit Trail. Ésta es una ruta de dificultad leve que se hace en un abrir y cerrar de ojos, ya que iréis entretenidos subiendo por escalones esculpidos en la montaña entre fauna silvestre en mitad de la naturaleza.

Cuando coronéis la cúspide disfrutéis de unas vistas sublimes de Honolulu y del inmenso Océano Pacífico. Como recompensa a este esfuerzo había un puesto con centenares de piñas al comienzo del trail donde uno se podía refrescar al bajar comiendo y bebiendo esta fruta. Si queréis saber un poquito más sobre este trail os invito a leer el apartado llamado Hiking Trails.

Os recomiendo aparcar el coche en la explanada que hay al inicio del sendero y no en los aparcamientos en batería que hay antes de llegar, dado que hay peligro de hurtos por la zona según indicaban unos carteles. De hecho, había coches con cristales rotos, y por 5$/vehículo que valía el aparcamiento merece la pena evitar pasar ese mal trago. Si accedéis a pie desde abajo su precio era de 1$ (2019).

Y por último, un mágico atardecer en la playa de Sans Souci Beach (D) que no os defraudará, sino que hará que penséis en volver de nuevo. Como ya he comentado, a día de hoy éste es el mejor anochecer que he visto. Espero que el tiempo os permita disfrutar de esta maravilla. Este pequeño rinconcito hawaiano, también conocido como Kaimana Beach, está muy cerca de Waikiki Beach.

Una vez entrada la noche os sugiero para reponer fuerzas un restaurante a pie de playa llamado Duke´s Waikiki. Este es el restaurante más elegante y con los platos más sofisticados que os voy a recomendar, y por consiguiente, también el más caro, pero merecerá la pena ya lo veréis.

Y como no podía ser de otra manera, estáis en Hawái, hay que terminar el día con una piña colada. Para ello os sugiero el Mai Tai Bar, un restaurante/bar a pie de playa del lujoso hotel The Royal Hawaiian en el que disfrutaréis de una bonita vista de Waikiki Beach iluminada por los rascacielos.

Día 2

En este último día conduciréis por las asombrosas carreteras escénicas de O’ahu hasta adentrarnos en su alucinante naturaleza conociendo dos puntos imprescindibles que hay que visitar sí o sí en O’ahu, el Ho’omaluhia Botanical Garden y el Nu’uanu Pali Lookout.

También visitaréis playas formadas por cráteres volcánicos, pequeñas calas entre formaciones rocosas de agua cristalina y largas y amplias playas rodeadas de flora tropical. En todas ellas veréis al menos a una persona practicando surf, el deporte por excelencia. Además, conoceréis un poco acerca de la historia de Honolulu visitando el Pearl Harbour.

Puntos de interés a visitar:

La primera parada de otro día de aventuras en Hawái es en Hanauma Bay Lookout (A) para visitar la primera playa del día, Hanauma Beach. Esta playa es un antiguo cráter volcánico idóneo para hacer snorkel o buceo por su riqueza en fauna y flora marina. También es famosa por ser un lugar donde se han rodado varias películas como «Blue Hawaii» de Elvis Presley.

La siguiente parada será en otro mirador llamado Halona Blowhole Lookout (B) para gozar de las vistas de este enclave y ver un géiser en acción si es verano (yo no tuve esa suerte). Este espectáculo de la madre naturaleza se debe a la fuerza con las que las corrientes de agua penetran en los orificios formados en la roca de lava, que posteriormente salen expulsadas.

Desde aquí podréis ver la abrupta, pero preciosa playa de Halona Beach y su verde cristalino, así como Sandy Beach en el lado opuesto. Mi recomendación es que os deis el primer baño del día en Hanauma o Halona Beach.

Las dos siguientes paradas se llaman Waimānalo Beach (C) y Kailua Beach (D), dos playas totalmente diferentes a las anteriores al ser amplias y abiertas. En la primera (foto) podréis aparcar en Waimānalo Beach Park.

Ojo con estas dos playas, el agua tiene una gran fuerza y hay fuertes corrientes de agua, de hecho, había un grupo de escolares bañándose y cada cierto tiempo estaban haciendo simulacros para volver a la orilla por si el mar se ponía bravo.

Ahora toca la parada técnica para reponer fuerzas, y para ello os aconsejo el centro comercial Windward City Shopping Center (E) ubicado en Kanehoe donde encontraréis comida rápida.

Y por fin llega el momento más esperado del día, en el que veréis unos de los mejores lugares de O’ahu, donde os quedaréis boquiabiertos gracias a sus montañas y a sus asombrosos colores.

El primero de ellos es el Ho’omaluhia Botanical Garden (F), uno de los 5 jardines botánicos que comprenden el Honolulu Botanical Garden. Como habéis podido apreciar en la imagen anterior, este lugar parece de otra planeta, y es que la montaña Ko’olau Range es cuanto menos admirable. Como ya he mencionado en Mi cuaderno viajero, éste es uno de los puntos más instagrameables de Hawái, y no es para menos, cuando estéis allí lo comprenderéis.

Este lugar dispone de zonas de acampada, de un gran estanque, de diferentes rutas de senderismo y de una gran variedad de vegetación.

El siguiente punto imprescindible del día de hoy está a tan solo unos 8 km de Honolulu Downtown rodeado de montañas normalmente cubiertas de nubes y fuertes vientos, este es el mirador escénico Nu’uanu Pali Lookout (G).

En este lugar es donde presencié ese fascinante color verde radiactivo que os mencioné en mi cuaderno, y lo vuelvo a repetir, nunca he visto nada igual. Aparte de ello, desde aquí había unas sensacionales vistas panorámicas de la isla, así como de la montaña Ko’olau, de Kāne‘ohe Bay y del pueblo de Kailua.

Éste es un lugar de especial interés para los hawaianos, dado que aquí fue donde el rey Kamehameha I ganó la Batalla de Nu’uanu para tener sobre su mando la isla de O’ahu a finales del siglo XVIII.

Para llegar hasta este punto hay que ir por la Pali Highway hasta Nu’uanu Pali Lookout, y una vez allí hay un pequeño aparcamiento donde no caben muchos coches. Deberéis llevar dinero suelto para pagar el estacionamiento, 3$ (2019).

El siguiente turno es para visitar el Pearl Harbour (H). Creo que todo el mundo conoce este icónico puerto atacado por sorpresa por la armada japonesa, donde se puede presenciar la historia viva de Honolulu.

Aquí podréis ver el USS Arizona Memorial en memoria a las vidas perdidas en el barco que yace bajo él, además del Battleship Missouri Memorial y el USS Oklahoma Memorial. Las entradas para visitar todas las atracciones turísticas anteriores más el Pacific Aviation Museum y el USS Bowfin Submarine Museum se podían comprar en la misma taquilla. Comentaros que se podía caminar por el recinto sin acceder a ningún monumento de forma gratuita. Si os apetece también podéis conocerlo mejor con un tour guiado.

Como ya es habitual, llegada la hora de la cena os sugiero dirigimos a Kalakaua Avenue, donde hay una gran variedad de restaurantes donde elegir. Nosotros nos decantamos por el Atlantis Seafood & Steak y éste es el que os recomiendo, por ser un restaurante con una amplia oferta de marisco a un precio razonable, si no os pedís un bogavante, por supuesto. En este restaurante servían cócteles de verdad en la mismísima fruta, como debe de ser, ya que estamos en el paraíso de los cócteles.

Después de una deliciosa cena y un ajetreado día de turismo os aconsejo despediros de Honolulu por la puerta grande en un moderno y llamativo Rooftop, el SKY Waikiki Raw & Bar. Este local tenía una impactante terraza colgante con una perspectiva aérea muy bonita del skyline de Waikiki. Por ello, no se me ocurre mejor sitio que este rooftop para tomar el último Mai Tai escuchando el Pacífico como telón de fondo diciendo: hasta pronto Hawái.

Hasta aquí hemos llegado, y recordad, que todos los días en Hawái son pocos, ¡pero menos es nada!

¡MAHALO!

Alquilar un coche en Honolulu

Pinchando en el siguiente botón podréis leer cómo alquilar y llegar hasta las oficinas de renting desde el aeropuerto, así como mis consejos para alquilar un coche en Estados Unidos y como tuve que ingeniarmelas para meter 4 maletas en un Mustang.

Hiking Trails en Hawái

Tanto en O’ahu como en otras islas de Hawái podréis disfrutar de fabulosas rutas de senderismo en plena naturaleza y sentiros como unos auténticos exploradores. Por ello, os sugiero que pinchéis en el siguiente botón para obtener más información sobre ellas. ¡Espero que las disfrutéis al máximo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *