Alquilar un coche en Honolulu

Bajo mi punto de vista, es imprescindible alquilar un coche en Honolulu para sacarle el máximo partido al viaje. En nuestro caso, nos hicimos con un Mustang descapotable y fue toda una pasada por «solo» 150 €/2 días. Aunque el único inconveniente de alquilar este espectacular coche fue su maletero, ya que era muy pequeño y tuvimos que hacer malabares adoptando alguna maleta como pasajera para llegar al alojamiento, pero eso no fue un impedimento como podéis apreciar en la siguiente fotografía…

Como siempre que podíamos en EEUU, alquilábamos el coche con la compañía Enterprise, puesto que nos salía más económico en comparación con los buscadores de renting más conocidos y siempre habían sido muy amables con nosotros. Hasta una vez en Las Vegas nos dejaron cambiar el Mustang por un Dodge Challenger manteniéndonos el precio, y éste último es un coche mucho más caro. 

Así mismo, todos nuestros alquileres incluían un 2º conductor gratis al estar casados (nunca nos pidieron nada para comprobarlo) y los seguros básicos. Este último punto es el más importante, por lo que tenéis que aseguraros y leer bien estos apartados para ver qué incluyen y que no. Los puntos más destacados son:

Otros datos de interés son:

Si tenéis dudas con respecto a algún punto os recomiendo preguntarlas en el momento de alquilar el coche para evitar sorpresas. Igualmente, os aconsejo encarecidamente que os hagáis un seguro a todo riesgo cuando alquiléis el coche, porque sé por experiencia que pueden suceder problemas incluso después de haber chequeado el coche y firmado que todo estaba OK, como me hicieron en Rumanía, que si no llega a ser por dicho seguro me hacen pagar 600 € por una rueda de repuesto que nunca usé.

Una vez aclarados estos puntos, os comento lo sencillo que fue llegar hasta nuestro vehículo. Solo tuvimos que seguir los carteles del aeropuerto con los nombres de las compañías de alquiler para llegar hasta nuestro shuttle, el cual nos llevó hasta sus oficinas. Así de simple. Este era el modus operandi de todas las compañías. Cabe mencionar que había un largo camino hasta el Shuttle (nosotros necesitamos casi 20’ para llegar hasta ellos y creo que llegamos a atravesar el aeropuerto). 

Y para finalizar, un último consejo, no te vuelvas loco si no encuentras el semáforo donde estás acostumbrado, ¡porque están en la acera de enfrente!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *